Cultivo

El ambiente

El primer paso importante para con seguir que nuestras preciadas semillas se transformen en plantas consiste en germinarlas en un ambiente idóneo, donde la pérdida de agua por parte del material vegetal se reduzca al mínimo, la luz sea abundante, la temperatura moderada (ni muy fría ni muy cálida), y la mezcla de tierra sea la adecuada, todo esto bajo una humedad alta y constante. Si disponemos de poquísimo espacio, estas condiciones se pueden conseguir cubriendo una maceta o una bandeja para siembra con un trozo de polietileno transparente o un cristal.

Es fundamental antes de iniciar cualquier tipo de germinación observar el mapa climático de la península Ibérica con las temperaturas medias de cada región durante el mes en el que se realizará 1a operación.

No olvidemos que la Península posee cuatro tipos de clima diferentes:

  • Clima atlántico, con medias mínimas en marzo, entorno a los 11° C.
  • Clima mediterráneo, con temperaturas por encima de los 13° C; válido para arrancar variedades sativas.
  • Clima continental, con medias actuales en torno a los 10 C; conviene germinar las semillas en abril.
  • Clima subtropical, con mínimas superiores a los 17° C; válido para germinar todo el año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s