Cultivo

Nutrientes

Hierro (Fe)

El papel que juega el hierro en el desarrollo de la planta no se conoce Con demasiada exactitud, pero se sabe que sin hierro cesa la formación de clorofila. Cuando falta hierro, las hojas más jóvenes se vuelven amarillas, aunque no hay necrosis (salvo en los casos más graves) y los nervios permanecen verdes. Los síntomas son similares a los de una deficiencia de magnesio, pero la de hierro no afecta a las hojas bajas. Las deficiencias de hierro tienen, en muchas ocasiones, su causa en desequilibrios en el pH. Algunos cultivadores entierran unos clavos en la maceta o los introducen en la regadera para que, al oxidarse, aporten hierro a la planta. Es posible que las deficiencias de hierro aparezcan junto con las deficiencias de manganeso y de zinc. En este caso, los síntomas se mostrarían simultáneamente.

imagesCASXVICW

La carencia de hierro produce el amarillea miento de las hojas más jóvenes y los brotes nuevos. los nervios de las hojas suelen permanecer verdes.

Fósforo (P)

El fósforo se utiliza en la formación de flores y raíces, y en la transferencia de la energía solar a compuestos químicos. Es necesario, principalmente, en las primeras etapas de crecimiento y en la floración. El fósforo acelera la floración y produce flores grandes y cogollos densos.

Las deficiencias de fósforo se observan primero en las hojas más viejas, que adquieren un tono verde oscuro casi azulado. La planta deja de crecer y salen puntos oscuros de necrosis en las hojas. Las hojas se retuercen, la planta florece, pero con cogollos pequeños. Los tallos y pecíolos se vuelven rojos o púrpuras. Este último rasgo no es un indicador muy fiable, ya que algunas plantas tienen los tallos y pecíolos rojos como rasgo genético, independientemente de la cantidad de fósforo que haya.

imagesCA1NFOCY

La carencia de fósforo produce  malformaciones y zonas de necrosis de color oscuro en las hojas. La floración es muy escasa.

Azufre (S)

El cannabis utiliza el azufre para ayudar a regular el metabolismo y como constituyente de vitaminas, aminoácidos y proteínas. Como es un contaminante muy frecuente, no es habitual encontrar deficiencias.

Si falta azufre, las hojas nuevas adquieren un tono verde brillante y las puntas se tuercen, pero sin aparecer puntos de necrosis. Después, la planta palidece y el verde claro se va convirtiendo en amarillo intenso. Los tallos y peciolos pueden coger un tono púrpura. Se corrige añadiendo sales de Epson (MgSO4) en la proporción de una cucharada para cuatro litros de agua. El exceso de azufre también es perjudicial, ya que destruye la clorofila.

azufre

La falta de azufre se parece a la de nitrógeno. La planta palidece y las hojas más viejas cogen un tono amarillo intenso.

Magnesio (Mq)

El magnesio es necesario para la fabricación de clorofila, cuyo átomo central es de magnesio, y carbohidratos. Es una deficiencia frecuente en plantas en maceta, puesto que muchos abonos no lo incluyen.

Cuando falta magnesio, empiezan a aparecer en las hojas medios puntos de necrosis de color marrón óxido y/o zonas de tono amarillo difuso. Los nervios de las hojas suelen permanecer verdes. Las hojas se curvan hacia arriba y se necrosan las puntas y los bordes. Los nuevos brotes pueden nacer deformados. Se corrige añadiendo sales de Epson (MgS04), mezclando una cucharada en 4 litros de agua. Una vez que ha habido una deficiencia de magnesio, hay que añadir magnesio en cada riego.

imagesCAYPHIW5

Cuando falta magnesio, empiezan a aparecer en las hojas medios puntos de necrosis de color marrón óxido y zonas de tono amarillo difuso

imagesCA5QPSZ7

Si la carencia es seria, la producción de flores se reduce

Potasio (K)

El sistema respiratorio de la planta, el sistema enzimático y las síntesis de proteínas y clorofila necesitan potasio. Éste, además, ayuda a luchar contra las plagas y las enfermedades, y a mantener la presión interna de agua que sostiene la planta. Si la planta pierde esta presión, se marchitará y los tallos serán débiles. Las plantas polinizadas que están produciendo semillas necesitan mucho potasio.

Los síntomas de una deficiencia de potasio incluyen: amarilla miento y aparición de zonas de tejido muerto (necrosis) en las puntas, bordes y entre las venas de las hojas más viejas. Las raíces se infectan fácilmente y los tallos débiles no son capaces de sostener las plantas por la falta de presión interna. Las hojas pueden curvarse hacia abajo. En algunas ocasiones, los tallos y pecíolos adquieren un color rojo fuerte o púrpura, a causa de una deficiencia de potasio. Esto puede suceder inmediatamente después de una helada que precipite el potasio e impida que las plantas lo absorban. De todos modos, los tallos rojos no son un buen indicador, ya que algunas variedades los presentan siempre. La deficiencia en potasio es más común en las tierras con un pH ácido. Si tienes que añadir potasio, mezcla con la tierra unos puñados de cenizas de madera. Es importante que las cenizas no sean de cartón o papel, ya que contienen productos químicos que pueden afectar al cannabis.

potasio

Cuando falta potasio los bordes de las hojas se ponen marrones y se secan

imagesCA9MBUFA

Una carencia extrema da lugar a plantas de floración muy reducida

Nitrógeno (N)

El nitrógeno es el elemento que en mayor abundancia necesita la planta. Se utiliza en el crecimiento de hojas y tallos y para las síntesis de clorofila y, lo más importante, cannabinoides .El nitrógeno es importante, sobre todo, durante la etapa de crecimiento vegetativo de la planta.

La deficiencia de este elemento es común, especialmente en tierras donde llueve mucho o en macetas, donde la tierra se agota rápidamente. La falta de nitrógeno se percibe primero en las hojas más viejas, que adquieren un color verde claro o amarillo cuando el nitrógeno que contienen es transportado a las hojas nuevas. Como esto podría producirse por otras causas, habrá que ver si el resto de la planta palidece o amarillea para estar seguros de que falta nitrógeno. Las plantas deficientes en nitrógeno suelen tener hojas pequeñas, crecer lentamente y ser poco frondosas. En caso de que tengas que añadir nitrógeno a tus plantas, una de las mejores fuentes de nitrógeno soluble es la orina humana. Una taza de orina en diez litros de agua constituye un aporte estupendo. No hay que pasarse con el nitrógeno, porque un exceso puede quemar las raíces y matar las plantas en pocos días.

QUECOM4

El exceso de nitrógeno hace que las hojas se curven hacia abajo en forma de garra.

Molibdeno (Mo)

El molibdeno le sirve a la planta para transformar el nitrógeno en compuestos que pueda utilizar. También es un constituyente de algunas enzimas. La planta necesita menos cantidad de molibdeno que de cualquier. otro elemento, sólo el 0,00001% de su peso. Aun así, las deficiencias son comunes. Las hojas centrales de la planta palidecen y luego amarillean.

Estos síntomas se extienden a los nuevos brotes, que crecen retorcidos y deformados. Los primeros síntomas son similares a los de una deficiencia de nitrógeno, pero si se añade nitrógeno, aunque los síntomas remitirán durante unas semanas, volverán más adelante.

Cobre (Cu)

La marihuana utiliza el cobre en la transferencia de cargas eléctricas que realiza la planta para absorber agua y nutrientes. Forma parte de algunas en cimas e interviene en la regulación del contenido de agua de la planta.

Las deficiencias de cobre son raras, sobre todo si regamos con agua del grifo. Cuando hay una insuficiencia de cobre, las hojas jóvenes se marchitan y los bordes se curvan hacia abajo. Se mueren las puntas y los bordes de las hojas. La planta aparece marchita.

Cloro (CI)

Ya que la mayoría accedemos a agua clorada, este elemento no suele ser deficiente.

Cobalto (Co)

No es habitual encontrar deficiencias de este elemento en las plantas.

Calcio (Ca)

El calcio es necesario para construir las paredes celulares y en el proceso de división celular. También contribuye a evitar la acumulación de elementos tóxicos y facilita la absorción de nutrientes equilibrando el pH de la tierra. Las deficiencias se corrigen añadiendo cal a la tierra un tiempo antes de plantar.

Manganeso (Mn)

El manganeso juega un importante papel en el sistema fotosintético. Las carencias de este elemento no son comunes. Las hojas amarillean y se necrosan entre las nervaduras. Comienza en las hojas jóvenes y después se extiende a toda la planta.

Zinc (Zn)

Las insuficiencias de zinc ocasionan la disminución del tamaño de las hojas y la distorsión de sus bordes. Los bordes y las puntas de las hojas más viejas se necrosan y el crecimiento nuevo aparece retorcido. Las zonas de necrosis se pueden extender rápidamente. Las plantas con carencia de zinc suelen tener una distancia internodal corta, es decir, las ramas están muy juntas.

Boro (B)

El papel bioquímico del boro no esta claro, pero la planta no puede completar su ciclo vital sin él. Su deficiencia no es frecuente. Las raíces dejan de crecer al cesar la síntesis de ADN. Las hojas que van naciendo se vuelven grises o marrones y mueren. Luego se va extendiendo a las ramas laterales. Es más fácil tener un exceso de boro que una escasez. Si, aun así, te encuentras con una deficiencia, puedes añadir un poco de ceniza de cartón a la tierra. No te pases, ya que el boro puede ser muy tóxico para las plantas. Otro sistema válido es regar las plantas con una solución de media cucharada de café de ácido bórico en cuatro litros de agua. Un solo tratamiento suele ser suficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s