Plagas y enfermedades

Insecticida preventivo básico y casero

Se cogen tres cebollas y un diente de ajo sin pelar, tres guindillas frescas, rojas o verdes, pero picantes, y un vaso de agua fría. Se meten en la batidora y se pican hasta obtener un pasta repugnante y homogénea. Se deja reposar en un recipiente durante una noche, tapado con un paño de tela. Al día siguiente se cuela y se mezcla el líquido obtenido con 4 litros de agua destilada.

Ya tenemos un insecticida preventivo para las plantas. Pulverizar sólo 3 veces las plantas, con un intervalo de diez días entre cada aplicación. Extremar la higiene en la zona de cultivo.
Como muy bien sabemos a través de la literatura sobre cultivo cannábico, la mayoría de los bichos que gustan de nuestra querida planta odian la presencia del piretro. Es por eso que la mayoría de los insecticidas sistémicos que podemos encontrar en los grows y centros de jardinería contiene esta sustancia en su composición.

El piretro no es más que un componente de una planta: el Chrysanthemum cíneraríífolíum, que pertenece a la familia de las margaritas y es muy eficaz contra mosca blanca, oruga y pulgón. ”

Preparar un compuesto casero a base de piretro es muy sencillo. Veamos cómo hacerlo.

Primero buscaremos alguien que cultive plantas de Chrysanthemum o una buena excursión con un amigo botánico que nos la identifique, y se recogerán los tallos con flores en el momento que éstas se abran (suele ser desde abril hasta julio), se recogen en manojos y se cuelgan a la sombra para que sequen. Solamente podemos utilizar la planta en seco. La solución urbanitas es acercarse a una herboristería especializada o a una tienda de macrobiótica.

Seguidamente molemos la planta y la dejamos en botes cerrados y protegidos de la luz, para posteriores usos. Mejor de cristal oscuro tipo el de las antiguas boticas.

PREPARACIÓN Mezclamos 100 gramos de polvo de piretro en 2 litros de agua libre de cal (si es de lluvia mejor, pero controlando su pH y dejándola reposar si es necesario unos días) y 40 gramos de jabón neutro.

Dejamos macerar la mezcla tapada tres días en un lugar oscuro y, seguidamente, se cuela o filtra y se le añade otro litro de agua. Ya tenemos nuestra solución lista. Bastará pulverizar sobre nuestras plantas y obtendremos una protección contra nuestros indeseados bichitos.

Esta solución no da buen resultado en casos de infección de ácaros. En estos casos es mejor utilizar un producto específico para intentar salvar nuestra cosecha y encomendarse a san Canuto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s