Cultivo de guerrilla

Compost

Las claves del compostaje son simples: recoge materia orgánica (hierba cortada, ramas troceadas, materia vegetal.), apílala y deja que se pudra. El montón debe tener al menos un metro cuadrado para mantener más calor del que se disipa.

“Es fácil hacer compost”, dice Vansterdan. ” En verano, los jardineros profesionales cortan la hierba y otros desechos del jardín y se deshacen de ellos. Le pedí a uno que echara estos restos junto al camino de entrada de mi casa. Me daba unos 3 metros cúbicos por semana. Al final del verano, tenía más de 40 metros de recortes de césped y desechos de jardín. Lo mezclé con virutas de madera para aportarle cat’bono y aire. Al año siguiente, ¡tenía de 3 a 6 metros cúbicos del mejor compost del mundo!”

“Conozco un cultivador muy atrevido que planta las cosechas de primavera encima de los montones de compost. Apila el compost hasta una altura de 60 a 90 centímetros formando una cama elevada. A continuación añade de 7 a 10 centímetros de buena tierra y planta esquejes de unos 30 centímetros. Cuando las raíces llegan al compost, éste se ha enfriado y no quema, pero mantiene los esques calientes. Coloca un invernadero encima para protejer el follaje. Si tiene suerte y el tiempo coopera, recogerá una cosecha de primavera”.

Fuente: Marihuana en exterior/cultivo de guerrilla/Jorge Cervantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s