Cultivo de guerrilla

Trasplantar

(Marihuana en exterior, Jorge Cervantes)

Trasplantando pequeñas plántulas

Los cultivadores que trasplantan pequeñas plantitas encuentran que el índice de supervivencia es mayor que cuando se trasplantan plantas grandes. La movilidad y la seguridad son muy importantes cuando se transportan plántulas. La clave para el éxito reside en plantar en contenedores fáciles de transportar con un espacio amplio y profundo para las raíces y aclimatar las plantas al nuevo ambiente antes de trasplantadas.

Trasplante

Para mantener un ritmo rápido de crecimiento hay que tras­plantar las plantas a un contenedor mayor en cuanto se les queda pequeño el que tienen. Si las raíces no pueden crecer, la planta se atrofia. Algunos de los síntomas son crecimiento lento y enfermizo y plantas larguiruchas. Trasplanta al mismo tipo de tierra. Vansterdan planta las semillas y los esquejes en macetas de turba o cubos de enraizamiento, ya que son muy fáciles de trasplantar.

“Los cubos de enraizamiento más pequeños son más fáciles de trasplantar y se mezclan mejor con la tierra. Al principio usaba cubos de rockwool (lana de roca) de 7 y 10 centímetros pero se mantenían demasiado húmedos y las raíces penetraban con lentitud en la tierra. Los cubos más pequeños se secan más rápido y las raíces penetran antes en la tierra”.

El trasplante es una operación traumática. Los minúsculos pelos de las raíces son súper delicados, y la luz, el aire o unas manos torpes los dañan con facilidad. Las raíces crecen en la oscuridad, en un ambiente fijo y seguro, pero cuando no están en contacto con la tierra se secan y mueren deprisa. Se cuidadoso.

Cuando trasplantes procura tocar las raíces lo menos posible. La vitamina Bl ayuda a las plantas a recuperarse del shock del trasplante. Las plantas necesitan tiempo para asentarse y restablecer el flujo de líquidos desde las raíces hacia toda la planta. Necesitan poco nitrógeno y potasio y grandes cantidades de fósforo. Cuando la vitamina B 1 se usa correctamente y las raíces se tratan con cuidado, el trasplante no supone ningún problema ni shock para la planta.

“Yo suelo trasplantar por la tarde para que las plantas tengan toda la noche para recuperarse. Después de trasplantar, riego con mucha agua para que la tierra se asiente alrededor de las raíces y las mantenga húmedas. Durante un par de días los clones reciben luz menos intensa, lo que facilita la recuperación”.

Las plantas sanas sufren menos con el trasplante. Pese a todo, trasplantar una planta enfermiza con las raíces aprisionadas por un tiesto pequeño a un contenedor mayor podría salvarla.

Trasplantar paso a paso

Este ejemplo muestra como trasplantar una planta de un mes germinada en un cubo de enraizamiento al jardín exterior.

  1. Fortalece y aclimata las plantitas dejándo1as en el exterior durante unas horas cada día. Durante la noche, las mete en casa. Cada día pasan más horas fuera. En una semana están aclimatadas.
  2. Riega las plantas con vitamina B1 a mitad de concentración de lo que diga la etiqueta uno o dos días antes de trasplantarlas.
  3. Prepara el agujero de plantación.
  4. Riega la tierra hasta que esté saturada.
  5. Con cuidado, coge la planta junto con el cubo de enraizamiento. Si está en tierra, procura que las raíces se mantengan en un bloque.
  6. Planta el cubo de enraizamiento en el agujero de plantación. Asegúrate de que todas las raíces estén creciendo hacia abajo.
  7. Rellena el agujero alrededor de las raíces. Con delicadeza, afirma la tierra en contacto con las raíces.
  8. Riega con vitamina B 1 a mitad de concentración de lo que diga la etiqueta, hasta que la tierra esté completamente saturada, pero no encharcada.
  9. Durante un par de días, para disminuir la cantidad de luz que reciben, sitúa las plantas bajo una pantalla o en la sombra. Pasados tres o cuatro días sácalas al sol poco a poco.
  10. La tierra orgánica fértil aportará los nutrientes necesarios para un mes o más de crecimiento antes de que sea necesario fertilizar.

 

Al trasplantar, saca con cuidado el pan de raíces de la maceta, afloja ligeramente las raíces compactadas y sitúalo en el agujero hecho previamente. Rellena con tierra y riega en abundancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s