Cultivo de guerrilla, Plagas y enfermedades

Sprays caseros

(Marihuana en exterior, Jorge Cervantes)

Muchas preparaciones caseras para pulverizar repelen y matan las plagas del cannabis. La mayoría de estos brebajes caseros se basan en el picante y el olor fuerte.

Se preparan normalmente mezclando plantas repelentes con un poco de agua en una batidora. Para evitar que se atasque el aerosol, la mezcla se filtra a través de una media de nylon o una tela fina, antes de di1uirlo en agua para pulverizado.

Cocinar o calentar los brebajes normalmente destruye los ingredientes activos. Para extraer los ingredientes, trocea las plantas y sumérgelas en aceite mineral durante un par de días. Añade este aceite al agua incluyendo un poco de detergente o jabón para emulsionar o suspender las gotas de” aceite en el agua. Los jabones y detergentes biodegradables funcionan bien como agentes humectantes para estas preparaciones. El jabón se disuelve mejor si se añade una cucharadita de alcohol por cada litro de agua.

Crisantemos, caléndulas, narcisos, ajos, cebollinos, cebollas, pimientos picantes o guindillas, jugo de insectos (batiendo los insectos a destruir), rábanos picantes, menta, orégano, tomate y restos de tabaco repelen o matan insectos entre los que se incluyen pulgones, orugas, arañas y moscas blancas. Las mezclas pueden variar en sus proporciones, pero siempre se debe filtrar la preparación antes de mezclada con agua para pulverizar. Una buena receta: mezcla una cucharada pequeña de salsa de Tabasco y cuatro dientes de ajo con un litro de agua. Bátelo bien y fíltralo con una media de nylon o una tela fina antes de pulverizarlo.

Una mezcla de un octavo de taza de cal apagada con un litro de agua hace un efectivo spray insecticida, especialmente indicado para plagas minúsculas como las arañas rojas. Mezcla un jabón no detergente con la cal; el jabón actúa como elemento pegajoso e insecticida. La cal puede ser cáustica en grandes dosis. Prueba siempre el insecticida en una planta. Espera unos pocos días para comprobar si tiene efectos adversos antes de utilizado con plantas similares.

Los aerosoles que incluyen manzanilla se utilizan para prevenir el mildíu y un tipo de hongo que marchita y pudre el tallo de las plantas jóvenes. La lejía para ropa (hipoclorito sódico) es un buen fungicida. Normalmente, se vende diluido al 5%. Irrita la piel y los ojos, por lo debe usarse guantes y gafas al uti1izarlo. Mezcla 1 parte de lejía y 9 partes de agua; usa esta solución como desinfectante general para el material, las herramientas y las heridas de las plantas. La solución de lejía se descompone con rapidez, por lo que deja poco o ningún residuo. Los jardineros a los que no les gusta la lejía utilizan una solución al 35% de H202·

Los jabones insecticidas son insecticidas suaves de contacto fabricados a partir de ácidos grasas de plantas y animales. Estos jabones son seguros para las abejas, los animales y los humanos. El jabón acaba con los insectos de cuerpo blando como los pulgones, cochinillas a1godonosas, arañas rojas, thrips y moscas blancas penetrando y obturando las membranas corporales.

Safer’s Insecticidal Soap es un jabón insecticida bien conocido. Es un concentrado líquido de sales potásicas que resulta tóxico para los insec­tos, pero no para animales o personas. Es más efectivo si se aplica en cuanto se descubren los primeros insectos.

Los jabones suaves hechos con jabón biodegradable matan a los insectos de la misma manera que el jabón insecticida, pero no son tan potentes. No utilices jabones detergentes, pueden ser cáusticos. Mezcla unos pocos tapones de medida de uno de estos jabones en un litro de agua para hacer un spray.

Estos jabones también se pueden usar como agente humectante cuando reguemos turba, tierra seca de trasplantes o semillas recién nacidas. Tanto el jabón como el detergente reducen la tensión superficial del agua para dar una mejor permeabilidad. Los jabones también se pueden usar mezclados con los sprays para repartir y adherir los principios activos. Los jabones suaves duran sólo un día antes de disiparse.

La nicotina (sulfato) es un pesticida no persistente derivado del tabaco. Es tóxico para la mayoría de los insectos y para las personas si se tragan un concentrado. Este compuesto muy venenoso afecta al sistema neuromuscular, causando convulsiones y la muerte a los insectos. A menudo, la nicotina se mezcla con azufre para formar sulfato de nicotina.

El aceite hortícola en aerosol que se utiliza frecuentemente en invernaderos no es el mismo tipo de aceite que el usado en los coches o el que venden en tiendas de maquinaria. El aceite hortíco1a se refina eliminando la mayoría de los compuestos tóxicos para las plantas. El aceite de petróleo ablanda los bichos y sus huevos e impide normalmente su ciclo vital. Utiliza sólo aceite hortíco1a ligero con una viscosidad de 60 a 70. El aceite ligero es menos tóxico para las plantas. Yo prefiero utilizar los sprays de aceite sólo durante el crecimiento vegetativo para que los residuos ‘tengan tiempo de disiparse antes de la cosecha. Mezcla dos gotas de aceite hortícoa en 1 litro de agua (no más de11%). Una solución con más que unas pocas gotas de aceite puede quemar los brotes tiernos y obturar los poros de las hojas. Repite las pulverizaciones si es necesario. Normalmente hacen falta tres aplicaciones separadas por 5­10 días. La primera aplicación acabará con la mayoría de los adultos y muchos huevos. Los huevos ec1osionan en unos 10 días. La segunda pulverización acabará con los huevos recién abiertos y los adultos restantes. La tercera aplicación eliminará a los supervivientes.

El aceite Neem es relativamente nuevo en Estados Unidos, pero durante muchos años se ha utilizado como insecticida botánico en África y el Sureste asiático, de donde es nativo el árbol Neem (Azadirachta indica). El extracto de aceite de Neem ejerce un efectivo control sobre docenas de plagas, incluyendo insectos minadores, cochinillas a1godonosas, moscas blancas, orugas, grillos y saltamontes.

Este aceite actúa como pesticida sistémico y de contacto. Cuando se añade el aceite, amargo y con fuerte olor, a la tierra, los ingredientes esenciales se convierten en sistémicos entrando en los tallos y follaje de las plantas. Las plagas evitarán las plantas con este fuerte olor o las comerán, muriendo antes de madurar.

El aceite de Neem es muy poco tóxico para los mamíferos. Los ingredientes activos se descomponen con rapidez al sol y en pocas semanas en la tierra.

La piretrina es un pesticida de amplio espectro extremadamente potente que resulta muy tóxico para la mayoría de los insectos, incluyendo los beneficiosos. Aplicada con un aerosol controla con eficacia los insectos voladores. La piretrina se combina a veces con rotenona o rya­nia para asegurar su eficacia. Utiliza este insecticida no selectivo para pulverizar plantas fuertemente infectadas.

La piretrina no es tóxica para los animales o los humanos. Se puede comprar en aerosol, polvo o líquido. Los aerosoles son muy cómodos, pero pueden quemar el follaje si se pulverizan a menos de 30 centímetros de la planta.

Los aerosoles también contienen pyperonyl butoxide, que es tóxico para las personas. Todas las formas de piretrina se disipan en unas pocas horas en presencia de aire y luz solar. Al menos un fabricante ofrece piretrina encapsulada en aerosol. Cuando el spray pulveriza el líquidó, una burbuja se forma alrededor de cada gota de piretrina. Protegida por la burbuja, la piretrina se mantiene intacta durante varios días. Si un insecto se encuentra la burbuja se libera la piretrina.

Es casi imposible aplicar incorrectamente el spray, salvo si se pulveriza desde muy cerca. La piretrina pulverizada llega a todos los lugares, incluso debajo de las hojas, a cualquier sitio donde un bicho se pueda esconder.Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante.

Las piretrinas sintéticas son tóxicas para las abejas.

Rotenona, Ryania y Sabadilla se mezclan frecuentemente y se venden bajo distintos nombres. Todos son extractos de plantas que se pueden usar en aerosol o polvo. Son insecticidas de contacto no selectivos que actúan envenenando el sistema nervioso o el digestivo. Resultan muy efectivos contra escarabajos, orugas, moscas, saltamontes, mosquitos, thrips, gorgojos e insectos beneficiosos.

No dañan las plantas y no permanecen en la tierra. Los residuos se descomponen en un periodo de tres a siete días en presencia de luz y aire. Utiliza estos sprays sólo como último recurso y ten cuidado de que no acaben en ríos o estanques, ya que son muy tóxicos para los peces. También son tóxicos para los pájaros y los cerdos.

El azufre ha sido utilizado como fungicida durante siglos. Las tres formas principales en que se presenta son: azufre en polvo, azufre mojable y azufre en grandes partículas. Contra las enfermedades deJas plantas, los productos comerciales que añaden cobre y aceites son más potentes que el azufre solo. Por este motivo, no utilices la combinación comercial si planeas pulverizar aerosoles de aceite en un mes. Para evitar que se seque el follaje no apliques azufre cuando las temperaturas sobrepasen los 30° C. El azufre es un útil insecticida y fungicida. Es tóxico para los insectos y más para las arañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s