Cultivo de guerrilla

Podar y doblar

(Marihuana en exterior, Jorge Cervantes)

Dobla por seguridad: disimula las plantas del jardín convirtiendolas en un seto.

Doblar y podar cambia el patrón de crecimiento del cannabis, afectando a la forma de la planta, el flujo de líquidos y la concentración de hormonas. La poda afecta severamente a las plantas, mientras que doblar tiene efectos más sutiles. Cuando podamos una rama, nacen nuevas ramas de los nudos que hay justo por debajo del corte. Esto no significa que la planta vaya a crecer el doble. La amputación de una rama no hará que crezca más rápido o produzca más hojas.

Doblar es parecido a podar. Doblando una rama alteramos el flujo de las hormonas pero, al contrario que con la poda, no las eliminamos. Es mucho menos perjudicial y perturbador para las plantas que la poda. Para doblar una rama, llévala hasta la posición deseada y átala. Se puede doblar mucho una rama antes de que se rompa o se pliegue. Si una rama se pliega, la colocaremos bien, la ataremos y se recuperará. Se doblan mejor las ramas jóvenes, blandas, que las viejas y rígidas. Al doblar las ramas y situarlas horizontalmente las impulsamos a crecer verticalmente, hacia el sol. Los cogollos que reciben más luz se convierten en impresionantes colas.

Ata las plantas con cables o cuerdas. Los cables plastificados funcionan muy bien. No ajustes mucho el cable, deja que el tallo tenga espacio para respirar. Si se aprieta mucho, se corta el flujo de líquidos.

Cuando dobles una rama, hazlo con cuidado, aunque el cannabis aguante mucho. A veces una rama se desgajará o se doblará, cortando el flujo de líquidos. Puedes arreglar con facilidad estos desperfectos entablillando la rama con un palito sujeto con alambre o cinta aislante.

La poda hace que una planta crezca más frondosa. Las ramas bajas se desarrollan más rápidamente cuando se corta el brote terminal (central). Al podar el brote central se altera la concentración de hormonas inhibidoras del crecimiento. Estas hormonas (aux:inas) impiden que las ramas laterales crezcan muy deprisa. Cuanto más lejos se encuentra una rama de las hormonas que hay en la punta de la planta, menos les afectan estas auxinas. Por ese motivo, una planta de cannabis sin podar crecerá con forma de abeto.

Usa siempre herramientas limpias para podar; esteriliza la podadora, las tijeras, etc., limpiándolas con alcohol.
Existen tres métodos o técnicas básicas para podar la marihuana. Con el primer método se podan las ramas bajas cuando las plantas tienen de 100 a 150 centímetros. Así se concentran las hormonas de floración y se logra que los cogollos de las puntas de las ramas sean más fuertes y gruesos .

En el segundo método, se pinzan o podan las puntas de las plantas. Esto dispersa las hormonas de floración y logra que las plantas crezcan más frondosas. Podando una planta cuando tiene un mes y, de nuevo, cuando tienen dos o tres meses, lograremos que sea más frondosa. La poda continua mantendrá la marihuana con aspecto de seto. Podar en exceso durante un tiempo puede alterar el equilibrio hormonal y provocar que la planta produzca crecimiento espigado y cogollos débiles. También puede retrasar la floración. Poda o pinza las puntas uno o dos meses antes de que la floración comience. Si se poda cuando los pistilo s ya han aparecido, se retrasará la floración.

El tercer método consiste en podar todas las ramas salvo unas pocas. Se corta el brote central por encima de cuatro ramas que se dejan intactas. Esto concentra las hormonas de floración en las cuatro ramas principales. Cuando hay menos ramas, éstas son más fuertes y producen cogollos más pesados. Las ramas se seleccionan cuando la planta tiene unos dos meses. Se escogen las cuatro primeras ramas que nacen y las más fuertes.

Al quitar las hojas, estresamos a las plantas. El estrés inhibe o limita el crecimiento. Sólo se deben eliminar las hojas que estén claramente muertas o infectadas por hongos o insectos. Qyitar las hojas no es podar, sino acuchillar a una planta sana.

Poda las ramas bajas que crecen espigadas y débiles. Cuando podes, corta la rama completa. La poda de las ramas bajas tiene un efecto minimo en la concentración de hormonas

Algunos cultivadores cortan la planta por la mitad, a lo largo, y estiran cada rama horizontalmente para camuflarlos como vegetación baja. Una vez dobladas, las ramas y las hojas se reorientan hacia el sol. Podar para lograr varios tallos principales hace que las plantas sean más fáciles de esconder, pero no se consiguen mayores cosechas.

Un comentario en “Podar y doblar

  1. Puede que algunos cultivadores corten la planta por la mitad, no se que quieres que te diga no me parece muy buena idea… yo preferiría doblarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s