Cultivo de guerrilla

Esquejes

(Marihuana en exterior, Jorge Cervantes)

Al contrario que los humanos, el cannabis se reproduce tanto sexualmente como asexualmente. Las semillas son el resultado de la reproducción sexual en tanto que los esquejes representan la reproducción asexual o vegetativa. Lo que los cultivadores de cannabis llaman esquejar o donar es cortar la punta de una rama y enraizarla. Técnicamente, donar es reproducir plantas a partir de una sola célula.

Una vez que se conoce el sexo de una planta, es hembra y tiene al menos dos meses de edad, es hora de sacar esquejes.

Los esquejes son una réplica genética exacta de la planta madre.

Una planta hembra dará esquejes que serán hembras exactas a la madre. Ocasionalmente, una flor macho puede aparecer en un esqueje de una planta hembra. O una planta puede tener un crecimiento o una mutación diferente a otros esquejes de la misma planta.

Los esquejes de la misma planta dan lugar a adultos idénticos si se cultivan en el mismo medio ambiente. Los mismos dones, en diferentes dimas, pueden parecer plantas distintas.

La donación también tiene sus inconvenientes. La planta madre produce esquejes iguales a ella; si no es perfecta o resistente a las enfermedades, los esquejes también compartirán sus debilidades.

Esquejar es fácil y sencillo. Un índice de supervivencia del cien por cien puede conseguirse siguiendo los procedimientos explicados a continuación.

La mayoría de los esquejes sacados en periodo vegetativo enraízan con rapidez y crecen deprisa. Los esquejes sacados de plantas en floración pueden enraizar con rapidez, pero necesitan más de un mes para retomar el crecimiento vegetativo y pueden florecer prematuramente.

La donación cambia la química de la planta. El tallo, del que brotaban hojas, debe cambiar y producir raíces para sobrevivir. Se deben evitar todos los sprays, ya que contribuyen a crear estrés a los esquejes.

Los esquejes enraízan más rápido cuando los tallos tienen un contenido alto de carbohidrato s y bajo de nitrógeno. Al lavar la tierra con agua eliminamos los nutrientes, incluyendo el nitrógeno. Las hojas pueden lavarse pulverizándolas por ambas caras con agua. Cada día durante una semana pulveriza abundantemente, con agua tibia y limpia, el follaje. El contenido de carbohidrato s suele ser mayor en las ramas viejas, bajas y maduras. Un buen signo de un alto contenido en carbohidratos es que la rama se pliegue o se doble en lugar de torcerse. Mientras enraízan, los esquejes requieren un mínimo de nitrógeno y niveles más altos de fósforo para facilitar el crecimiento de las raíces.

Los estimulantes del crecimiento de las raíces u hormonas de enraizamiento se venden en líquido, polvo o gel. Los profesionales prefieren el líquido y el gel porque penetran mejor. Procuran evitar las hormonas de enraizamiento en polvo, porque se adhieren mal al tallo y el índice de supervivencia es peor.

Hay que tener en cuenta que algunos de estos productos no se deben usar en plantas comestibles. Lee la etiqueta con atención antes de usar un producto.

Los esquejes enraízan más rápido cuando la tierra está templada (entre 21 y 26° C). Los esquejes transpirarán menos si el aire está a unos 3 grados más frío que la tierra. Pulverizar los esquejes con agua es una buena forma de enfriar el follaje y reducir la transpiración.

“Cada vez que comienzo a esquejar una variedad, practico con 5-10 esquejes de prueba antes de hacer una donación en serio”.

Otros cultivadores transplantan esquejes de 30 centimetros de altura con sistemas de raices más pequeños. Quitan los primeros pares de hojas y entierran el pan de raices más profundo, dejando solo 15 centimetros de follaje sobre la superficie. El esqueje brotará raices a lo largo del tallo enterrado en pocas semanas.

Fortaleciendo los esquejes y las plántulas

Después de que los esquejes llevan tres semanas enraizando en cubos de lana de roca, los trasplantas a macetas de 10 centímetros llenas de tierra orgánica. Manipula las raíces con cuidado y riega los trasplantes en abundancia para que las raíces penetren en la nueva tierra. Deja los esquejes bajo una lámpara de sodio de alta presión de 400 vatios durante dos semanas antes de sacarlos al invernadero para que se fortalezcan. Mantiene los esquejes en bandejas para que sean fáciles de mover. Como no hay sitio en el invernadero para todos los esquejes trasplantados, Vansterdan llena el invernadero tres veces consecutivas. La primera cosecha de esquejes se trasplanta a la tierra o a macetas de 12 litros y se coloca en el jardín después de dos o tres semanas fortaleciéndose. La segunda cosecha de esquejes entra en el invernadero para fortalecerse y luego se trasplantará a los cultivos de las montañas cercanas. El tercer grupo de esquéjes entra en el invernadero y crece hasta que tiene unos 45 centímetros. Luego Vansterdan induce la floración cubriendo el invernadero de forma que las plantas tengan 12 horas de oscuridad.

Esquejar o clonar paso a paso

Elige una planta madre que tenga al menos dos meses de edad y 60 centímetros de altura. Cada mañana, desde una semana antes de cortar los esquejes, lava la tierra con al menos un litro de agua por cada dos de tierra (asegúrate de que la maceta drena bien) o lava las hojas pulverizándolas abundante­mente con agua limpia. Esto árrastrará el nitrógeno.

Elige como esquejes las puntas de las ramas bajas de más edad. Busca una rama firme y sana de 3 a 6 milímetros de diámetro y de 5 a 20 centímetros de larga. Con una cuchilla afilada córtala en una diagonal de unos 45°. No aplastes el tallo cuando hagas el corte. Poda dos o tres pares de hojas. Debe haber al menos dos pares de hojas en la superficie y uno o dos nudos, a los que les has podado las hojas, bajo tierra. Haz el corte entre dos nudos y sumerge inmediatamente el esqueje en agua limpia y tibia.

Para que el mantenimiento y el trasplante sean más cómodos utiliza macetas de turba o cubos de enraizamiento. Llena pequeños contenedores o bandejas para plantones con arena gruesa lavada, vermiculita, mezc1a sin tierra o, si no hay otra cosa, tierra para macetas. Riégalos con abundante agua templada. Con un lápiz o un palito haz un agujero, un poco más grande que el tallo del esqueje, en el substrato. El fondo del agujero debería quedar, como poco, a un centímetro del fondo de la maceta.

Consigue hormonas de enraizamiento para esquejes de madera blanda. Las hormonas líquidas suelen preferirse a los polvos. Prepara la mezc1a de hormonas justo antes de usarla. Sumerge el tallo de cada esqueje entre 10 y 20 segundos en la hormona líquida o rebózalo con las hormonas en polvo. Coloca los esquejes en los agujeros de las macetas. Compacta el sustrato suavemente alrededor del tallo.

Riega con una solución suave de vitamina B 1 hasta que la superficie esté uniformemente húmeda. Riega cuando sea necesano.

Los esquejes enraízan bien con un fotoperiodo de 18 a 24 horas de luz de fluorescentes. Pon un fotoperiodo de 12 horas si estás clonando para determinar el sexo.

Coloca una cubierta sobre los esquejes para mantener la humedad cerca del 80%. Puedes fabricarla con bolsas de plástico, plástico para envolver o cristal. No olvides dejar un respiradero para que los esquejes tengan aire fresco. Otra opción consiste en pulverizar los dones con agua tibia varias veces al día. Ambos métodos ayudan a mantener la humedad, algo muy importante, ya que no hay raíces que absorban agua para la planta.

La cubierta de plástico debe mantener la temperatura entre 21 y 26° C.

Algunos esquejes se ven marchitos durante unos pocos días y las hojas se pueden pudrir si tocan la tierra húmeda. Quita las hojas podridas. Los dones deberían tener buen aspecto al final de la semana.

Los esquejes tardan en enraizar de una a cuatro semanas.
Las puntas de las hojas se ponen amarillas y aparecen raíces por el fondo de los cubos de enraizamiento. Los esquejes comienzan a crecer verticalmente. Para saber si han enraizado los esquejes que estén en bandejas, saca uno con cuidado y compruébalo.

Saca los esquejes de las madres. Introduce el esqueje en hormonas de enraizamiento antes de clavarlos en un cubo de lana de roca. En tres semanas los esquejes están bien enraizados y listos para ser transplantados al exterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s