Cultivo de guerrilla, Plagas y enfermedades

Enfermedades de las plantas

(Marihuana en exterior, Jorge Cervantes)

Las enfermedades de las plantas están causadas por bacterias, hongos, virus, otros parásitos o condiciones de crecimiento que inhiben el crecimiento. Prevé las enfermedades evitando las condiciones que las pueden causar.

Las enfermedades aparecen o se ven promovidas por factores como mal drenaje, tierra pobre o no equilibrada, circulación de aire inadecuada, daños causados por insectos o condiciones antihigiénicas.

La escasa fertilidad de la tierra y el mal drenaje suelen dar lugar a plantas enfermizas susceptibles de ser atacadas por insectos y enfermedades. Fertilizar más la tierra y tratar de controlar las plagas en plantas enfermizas causará mayores problemas. Cuando hay tierra pobre, es generalmente mejor arrancar las plantas enfermas, acondicionar la tierra y comenzar con plantas nuevas y sanas.

La tierra viva está llena de sustancias naturales que ayudan a mantener la tierra y las plantas libres de enfermedades. La tierra orgánica, rica y saludable, es una de las mejores formas de evitar enfermedades de las plantas.

Las enfermedades se acumulan en la tierra que se planta año tras año.
Si es posible, deja los agujeros de plantación uno o dos años en barbecho (sin cultivar) entre cosecha y cosecha.

Es más difícil identificar las enfermedades que los ataques de insectos. Pueden comenzar dentro de la planta o atacar a las raíces mostrando pocos síntomas antes de matar a las plantas. Otras enfermedades como el moho gris o la roya sí se muestran externamente en las hojas. Son mucho más fáciles de identificar y controlar.

Los mohos, las levaduras y las setas son hongos. Se reproducen por medio de minúsculas esporas que se esparcen por el aire. La mejor forma de controlar los hongos es prevenidos manteniendo el jardín limpio y desarrollando buenas técnicas de cultivo. Si el problema es lo suficientemente severo para que decidas utilizar un fungicida, identifica la enfermedad, escoge el fungicida menos tóxico y toma todas las medidas de seguridad apropiadas.

Las enfermedades bacterianas son causadas por primitivas plantas unicelulares llamadas bacterias. Una enfermedad causada por bacterias es más difícil de diagnosticar que una causada por hongos.

Los virus son demasiado pequeños incluso para ser vistos con un microscopio, pero también causan enfermedades a las plantas. A menudo, otros organismos como insectos, arácnidos o nematodos los transportan de planta en planta.

Algunos síntomas de las plantas parecen enfermedades, pero no están causados por hongos, bacterias o virus, sino por el cultivo, el cuidado que les das.

Roya es un término general que describe varias enfermedades de las plantas. Los síntomas de la roya incluyen manchas oscuras en el follaje, crecimiento lento, marchitamiento súbito y muerte de la planta. La mayoría de las royas se extienden con rapidez a grandes partes de la planta. Evita la roya manteniendo el equilibrio adecuado de nutrientes en la tierra y asegurando un buen drenaje.

Usa caldo de Burdeos o caldo bordelés (su1fato de cobre o de cal) para controlar las royas. De todos modos, la única solución para parar muchos tipos de roya en estado avanzado, especialmente aquellas causadas por bacterias, es quitar las plantas y comenzar de nuevo labrando la tierra profundamente y acondicionando el terreno con compost para mejorar el drenaje. Siempre que sea posible, escoge y cultiva plantas resistentes a las enfermedades.

Damping-off es una enfermedad causada por un hongo de la tierra que ataca a las plántu1as jóvenes, los esquejes y los trasplantes al nivel del suelo. La base del tallo infectado se pudre donde se junta con la tierra o justo por debajo.

Prevé esta enfermedad aportando una buena circulación de aire en torno a las p1ántu1as, los esquejes y los transp1antes. Es necesario que la tierra drene libremente y esté húmeda, pero no encharcada. Muchas compañías de semillas tratan las semillas susceptibles de enfermar con un fungicida químico como el Captan.

Evita la putrefacción del tallo utilizando una mezcla estéril y que drene bién para germinar las semillas. Después de plantar las semillas, esparce una capa ligera de turba de sphagnum por encima de la tierra. La turba de sphagnum tiene propiedades fungicidas.

Los ácaros dejan puntitos de color claro en las hojas. Los ácaros se encuentran  en la parte inferior de las hojas. Los caracoles y las babosas se comen el follaje. Busca rastros de babas.

El falso mildíu aparece en las hojas, creando manchas pálidas. El mildíu es un polvo fino de color gris pálido que cubre cogollos, brotes y hojas. El mildíu provoca el amarillea miento del follaje y el crecimiento se hace más lento. Mientras que el mildíu está limitado a la superficie de la planta, el falso mildíu penetra en el sistema de la planta, desde donde crece hacia afuera para acabar matándola. El mildíu corriente es más peligroso cuando las raíces se secan y las hojas están húmedas. Puede ser fatal.

Prevé los mildíus pulverizando caldo bordelés (sulfato de cobre o de cal) o levadura disuelta. Si el ataque es grave, quita el follaje infectado y compóstalo o destrúyelo. A menudo es necesario combinar los dos sistemas para lograr controlado.

La botritis o moho gris es un hongo que ataca a los cogollos densos.
Este moho de rápido crecimiento ataca los cogollos gordos por el tallo. Los primeros síntomas de la botritis son manchas marrones moteadas que evolucionan en un moho grisáceo peludo. La botritis se extiende en condiciones frescas y húmedas. El moho gris se puede extender a toda la plantación en unos pocos días.

Prevé el moho gris cultivando variedades con cogollos no muy densos y aportando abundante circulación de aire. Evita regar y abonar con nitrógeno en exceso. Es conveniente evitar el mulch que permanece encharcado y húmedo en zonas umbrías, ya que facilita la aparición de botritis. Se controla podando y destruyendo las partes infectadas.

Las zonas geográficas húmedas donde en el exterior la humedad sobrepasa el 70%, son las más problemáticas para controlar los hongos. El moho de los cogollos puede aparecer cuando se pudren las hojas muertas. Cuando quites hojas amarillas de los cogollos, arranca la hoja completa con su tallo para que no queden restos de hojas que se puedan pudrir.

Para controlar el moho gris, quita los cogollos infectados inmediatamente. Retira todo el moho cortando 5 o 10 centímetros por debajo de él. Evita que el cogollo enmohecido infecte a los demás. Lava tus herramientas con alcohol después de retirado. No hay ningún spray o producto químico que sea efectivo contra el moho gris.

Con el nombre “manchas foliares” se denominan muchas enfermedades causadas por bacterias, hongos o nematodos. Se forman puntos negros en las hojas. Es común en jardines de climas húmedos. El riego excesivo y una pobre circulación de aire facilitan la aparición de estos hongos de las hojas. Las hojas se marchitan y caen.

Los hongos que causan los puntos negros se evitan con una adecuada circulación del aire. Corta y destruye las hojas infectadas. Si la infección es grave, trata los puntos con un fungicida. Los fungicidas basados en el azufre son los menos tóxicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s