Indoor

2.1.- EL CULTIVO INTERIOR.

Si nuestro interés es el cultivo interior,  debemos considerar que las semillas que  proceden de plantas de exterior,  aunque sean de buena calidad necesitarían una  adaptación al medio artificial y esto podría llevar generaciones de semillas          seleccionadas para obtener buenos resultados.  Esto lo llevan haciendo en Holanda con muchos medios y durante años.  En la actualidad cuentan con un amplio catálogo de semillas de calidad asegurada para todo tipo de cultivos. En el cultivo interior la genética se mantiene si se crean las condiciones más favorables y se  cruzarán las plantas que mejor se adapten al microclima creado bajo la luz artificial.

Esta demostrado que la genética de una semilla es el factor más importante para  que el producto final sea de calidad. Una mala semilla en las mejores condiciones  puede dar una gran planta pero sin resina ni olor.  Las semillas deben tener      “pedigrí” o linaje.

La planta tiene dos fases en su vida,  el crecimiento vegetativo y la formación de flores,  cosa que ocurre cuando la planta percibe que la duración del período de luz solar se va acortando,  es decir,  que se acerca el otoño.  Cuando el día empieza a ser más corto que la noche,  la planta entrará en periodo de floración sea cual sea el tamaño que haya alcanzado.

En interiores,  se ha descubierto que se puede forzar la floración manipulando el  tiempo de exposición a la luz artificial,  cuando la planta tenga la altura que se desee.  Bajo estas condiciones la madre naturaleza eres tú.

Aquí tienes información sobre un sistema ya probado de autoabastecimiento, en el que se pueden recoger de tres a cinco cosechas al año,  dependiendo de la complejidad del sistema.

Es mucho más sencillo adaptar una semilla de interior a exterior que a la inversa .

La luz del sol tiene muchos rayos ultravioleta que quemarían a una planta crecida  bajo luz artificial,  si se la somete a dicho cambio de forma brusca.

Si por el contrario dicho cambio es hecho paulatinamente la aclimatación será  perfecta.  Conviene improvisar un pequeño invernadero con plástico o similar hasta que puedan soportar la luz directa.  Muchos plantadores de exterior comienzan la  plantación en interiores.  Hay semillas aptas tanto para interior como para  invernadero.

Adaptar una planta de exterior a interior no vale la pena.  Hay semillas de `pedigrí”  aptas para balcones con buenos resultados.  El problema del cultivo exterior es que a pesar de que se cultiven grandes plantas,  estas están expuestas durante meses al clima y a las plagas,  y solo hay una cosecha por año.

Cultivo

1.8.-  RECOGIDA Y SECADO.

Las plantas cuando maduran se cortan por su base, o se cortan las ramas  principales por separado. Algunos cortan primero las colas de la punta principal y  ramas principales y dejan que el resto de la planta acabe de madurar.

Algunas especies responden bien a este proceso. También se puede dejar algunas ramas medias y algo de vegetación y retornar la planta a crecimiento a 24 horas de luz  estimulándola con un abonado alto en nitrógeno. Así podemos recuperar una planta para hacer clones si estos fallaron, o seria un buen sistema de lograr una segunda   cosecha para montajes simples.

Las plantas serán despojadas de las hojas grandes que queden, y se manicura con tijeras las puntas de las hojas medianas y pequeñas que sobresalgan de los cogollos y que se aprecie que no están recubiertas de glándulas de resina. Los cogollos tienen que ser tratados con sumo cuidado, evitando tocarlos con los dedos, pues reventaríamos glándulas de resina  malogrando la buena conservación de esta.

Maneja la planta por el tallo al hacerle la manicura. Se puede poner a secar la planta entera ya manicurada, las ramas sueltas o los cogollos ya separados. La resina que contienen las glándulas solo se  perderá si esta se rompe por un mal trato, por tanto es absurdo colgar la planta por  la raíz o hervir esta como se hacia antaño.

Las plantas o las ramas pueden ser colgadas boca abajo si se desea, pero también pueden secarse encima de una  bandeja o papel. No secar en bolsas de plástico ni en recipientes. No amontonar las colas, o hacerlo lo menos posible, los cogollos se chafan y la hierba tarda más en secarse. Lo importante es que el secado sea hecho en un sitio a la sombra sin ninguna luz directa, que sea ventilado y no muy seco para que el secado no sea  muy rápido y la hierba tenga una buena curación.

Si el sitio es muy seco o el  secado es rápido, mediante microondas o similar, la hierba quedará muy crujiente y quebradiza y se desmenuzará en polvo, también afectará al sabor y rascará la  garganta al fumarla. Si por el contrario el sitio es húmedo o mal ventilado, pueden aparecer hongos que malograrán el producto, huele la hierba periódicamente para  detectar si se forman hongos. Si ya se han formado retira las partes más atacadas y  airea bien el resto, además de tener un gusto pésimo, pueden malograr el THC e incluso no se puede asegurar su no-toxicidad.

Una buena curación es imprescindible, y se desaconseja cualquier método de secado rápido. También desaconsejamos los métodos que se aconsejan en algunas publicaciones ya  bsoletas, tales como enterrar la hierba o secarla con cítricos, eso seguro que formará hongos. Dada la calidad de la hierba obtenida de las semillas de “pedigrí”, los experimentamos con el secado y la curación, seguro que afectarán al “bouquet” de la planta y pueden acabar malogrando el producto final.

Con la oxidación del secado la resina cobra las propiedades psicotrópicas. El tiempo normal de curación y secado dura entre seis y diez días, según el sitio en el que se realice y el grosor de las colas y cogollos. El sitio ideal seria similar al que se usaría para curar embutidos, o para secar tabaco. la luz solar y las altas temperaturas destruyen gran parte del THC. Sólo se podrá empaquetar cuando esté bien seca.

Si se cierra muy hermética es mejor forrar las paredes del pote con papel para que absorba la poca  humedad que se pueda condensar. Los envasados al vacío son efectivos si se quiere guardar por periodos prolongados.

Las diferentes calidades dentro de una misma planta vendrían calificadas de mayor a menor potencia de la siguiente forma:  Cola de la punta principal-colas de las ramas principales-cogollos de la zona media de la planta-cocollos de la zona inferior-brotes jóvenes-hojas pequeñas-hojas medianas, y ya como infumables las grandes hojas y los tallos. Los cogollos se unen a la rama por un pequeño tallo, por lo que es fácil separarlos uno a uno con unas tijeras, evitando manipularlos. Se coge la rama y se empiezan a cortar desde abajo, hasta que se llega a la cola, que es mejor dejarla entera y no desmenuzarla en los cogollos que la forman. Los cogollos serán cortados con tijeras y tocándolos lo menos posible, justo en el momento de ser consumido.

Cultivo

1.7 FASE DE FLORACIÓN

Una vez bajo el régimen de dia=noche, las plantas experimentan un cambio en la química interna que provoca otro tipo de crecimiento, la formación de flores.

Es importante que el régimen sea estricto y que la noche sea cerrada, la polución de luz durante la noche afecta a la formación de flores. Un periodo diurno más largo provocaría confusión evitando la floración y uno más corto puede acelerar el  proceso pero consiguiendo una menor producción. El régimen ideal es el  aconsejado. Las plantas a los 7-14 días de esta fase dan lugar a la formación de las primeras flores. Durante estas dos primeras semanas experimentan un estiramiento de hasta más del doble de su altura inicial, a la vez que el crecimiento  vegetativo de grandes hojas se detiene. Con la aparición de dichas flores podremos sexar las plantas. (Ver sexación). Una vez determinado el sexo apartaremos los machos del sistema lo que permitirá a las hembras restantes disponer de mas espacio. Los machos pueden ser utilizados para fabricar polen  con el que obtener nuevas semillas. (Ver sexación). Las hembras crearán flores de  forma continuada  llegando a formar grandes cogollos. Al pasar a floración, conviene abonar con un abono para tal fin, pero siempre utilizando como máximo  medias dosis, y no mas de una vez a la semana. Esto estimulará la producción de  flores. Por lo general los machos se delatan antes que las hembras. Si las flores no han aparecido a las dos semanas puede ser por que la noche no es totalmente  oscura, o por un exceso de nitrógeno, o falta de fósforo, en este caso covendría  un ligero abonado de floración. El hecho de utilizar semillas que no sean de interior  también puede provocar floraciones tardías y estiramientos incontrolados.

Una vez las hembras empiezan a florecer, no cesan de producir flores que se agrupan en racimos, junto a las flores crecen hojas tiernas de una sola punta desarrollada de distinta apariencia que las que crecían en la fase anterior. Los cogollos se ven formados por flores y brotes tiernos que pronto se verán recubiertos de unas glándulas transparentes y diminutas que darán un aspecto   escarchado al conjunto. Las minúsculas gotas que brillan por la luz, no contienen otra cosa que la preciada resina. Los cogollos alcanzan un tamaño prácticamente definitivo a los treinta días de la aparición de las primeras flores. Después empezarán a madurar durante unas dos semanas más. El proceso de floración dura  entre 45 y 65 días según la especie y las condiciones creadas. Las hembras tienen unas flores formadas por un calyx de la que sale un pistilo formado por dos pelos   blancos en forma de “v”, que captan el polen que se deposita en el cáliz(calyx),  donde se formará la semilla. Cuando la planta es polinizada, la energía se destina a  la producción de semillas con lo que el crecimiento de las flores y la producción de   THC se detiene. En el momento de la maduración los cálices se cierran y los  pistilos se empiezan a secar volviéndose marrones o anaranjados. A su vez las   glándulas de resina se hinchan, y la planta ya parece totalmente cubierta de escarcha, al pasar los dedos por los cogollos, se revientan algunas glándulas que  impregnan las yemas. Las resinas tienen aromas diferentes según la especie,  algunos muy característicos.

A medida que avanza el proceso, las grandes hojas amarillean y llegan a caerse, eso es normal mientras los cogollos y brotes jóvenes conserven el vigor y el  verdor. Conviene sacar las hojas que se ponen amarillas, pues hacen sombra. Nunca se deben arrancar las hojas verdes, hemos de pensar que las hojas funcionan a modo de placas solares captando la energía que la planta necesita. Las  hojas amarillas o estropeadas resultarán fáciles de arrancar, simplemente empujando hacia abajo y sin necesidad de dar grandes tirones. En el momento en que madura una flor sin haber sido polinizada, los pistilos se secan volviéndose marrones, y el cáliz se hincha y se cierra como si albergase una semilla inexistente. Las glándulas estarán completamente llenas y algunas empezarán a tener un color  ocre(cosa solo visible con una buena lente de aumento). La observación es vital para determinar la maduración.

Cuando la mayoría de hilillos blancos (pistilos), se vuelven marrones y el  crecimiento de flores nuevas casi se ha detenido, la planta ya está madura y lista para recoger. Si se rebasase mucho el madurado, el contenido de THC se podría  ver degradado. Si la planta no fuese recogida acabaría muriendo.

El punto exacto de maduración lo establece el plantador según la experiencia y  también a base de probar pequeñas muestras del producto antes de la colecta final,  para ver si está ya a punto, para ello basta con cortar algún cogollo cuando la  maduración es evidente, y decidir tras su catación si se espera unos días más o no.

Las semillas de calidad especifican las características y peculiaridades de cada  planta, una de las más importantes es la duración del periodo de floración. Las especies más prematuras acaban el proceso en unas seis semanas. Las indicas florecen con mayor rapidez y dan mayor cosecha en relación con su baja estatura. Las sativas puras son difíciles de adaptar a interiores.

Algunos plantadores empiezan la floración con un ciclo nocturno de 10-12 horas y lo van incrementando de forma que las últimas dos semanas está a 14-16 horas de oscuridad. De esta forma aceleran la maduración, pero se consigue menor cosecha  que con el régimen estricto de dia=noche.

maria2.jpg

Cultivo

1.6 HERMAFRODITISMO

Existen variedades de marihuana en el sudeste asiático, sobre todo en Tailandia que son hermafroditas. Dada la poca diferencia entre invierno y verano en climas  tan tropicales, estas variedades florecen todo el año. En sí son hembras capaces de producir algunas flores masculinas con las que polinizarse a sí mismas y a sus vecinas.

En condiciones de estrés puede aparecer hermafroditismo en plantas de ambos sexos. Los machos que son sacados de un sistema en el que tenían  condiciones idóneas, y son trasladados a una ventana en invierno, suelen formar  alguna flor femenina que al ser polinizada suele dar una semilla borde. No se les puede considerar aptos a efectos de consumo, no dejan de ser machos con unas   pocas flores del otro sexo.

Es muy común que al aplicar la técnica “sinsemilla” de retirar los machos, las hembras aparte de crear flores como locas, para captar el  polen que no está, parecen defenderse formando flores masculinas, generalmente son muy pocas y son difíciles de ver. Esa es la causa de que se encuentre alguna semilla ocasionalmente en algunos cogollos, o plantas, sin que haya habido ningún macho. Estas plantas son hembras pues su porcentaje de hermafroditismo, es mínimo. Si las flores masculinas son escasas, retíralas con unas pinzas, si son numerosas y la planta es realmente ambigua, puede servir para el consumo o producción de semillas pero es aconsejable apartarla de las otras hembras. Unas pocas semillas en un cogollo tampoco afectan a la calidad de “sinsemilla”.

Algunos autores sostienen que las semillas creadas a partir de polen de hembras-hermafroditas, dan lugar a hembras puras y hembras-hermafroditas,  sustituyendo estas a los machos. Es fantástico pensar que estas semillas no den machos, pero está por ver si todas darán lugar a plantas resinosas y vigorosas, no bastando la condición de hembra para ser de calidad. Si las plantas obtenidas son de calidad puede ser interesante, aunque algunos no son partidarios de cultivar este tipo de plantas.

Cultivo

1.5 POLINIZACIÓN

La forma más segura de recolectar polen es introduciendo la punta de crecimiento del macho más bonito (elegido como semental)en un sobre de papel blanco o transparente. Sellaremos el sobre al tallo con cinta adhesiva y cortaremos las puntas de crecimiento de las ramas libres, dejando las grandes hojas para mantenerlo vivo y quitando cualquier flor que crezca fuera del sobre. Cuando las  flores se abren y el polen liberado es visible por transparencia o a trasluz, se corta  al macho por su base y se cuelga unos dias para que libere todo el polen. Para  polinizar depositaremos un poco de polen en una bolsa de celofán (como la de un paquete de cigarrillos) e introduciremos un cogollo de la punta de una de las ramas de la zona media de la planta en dicha bolsa vigilando no dañarlo. No deben estar conectados los ventiladores en este momento. Sellaremos la bolsa con cinta  adhesiva y la moveremos para que se adhiera bien el polen. Se debe retirar la bolsa al día siguiente y esperar a que las semillas se formen y maduren en la planta.

Cuando están a punto, el cáliz se abre dejando ver la semilla ya tostada. La polinización de uno o varios cogollos no afecta a la calidad de “sinsemilla” del resto de la planta. No conviene polinizar la punta.

macho